Nunca es fácil decir adiós...

La de hoy no es una entrada normal, hoy no será poema hoy no será canción.

Cuando uno toma la decisión de ser músico, de vivir de la música y de todo este tan hermoso y sin igual mundo, aprende a vivir y a observar la vida desde otra perspectiva, otro ángulo. La vida del músico no siempre está rodeada de esa tan "Perfecta" felicidad que se nos vende, por el contrario, está llena de retos y muchos de ellos imposibles de lograr, está llena de corajes de miedos, de disputas, lágrimas y sudor.

En mis 6 años cómo música he tenido la fortuna de pertenecer a una y sólo una banda en mi vida (Sin contar colaboraciones y trabajos) esta banda para mí ha significado el desempeño y el sueño de mi vida, darle sentido y vida unas notas sobre un papel, a unos acordes sobre unas teclas. En ella he permanecido junto a cantidad de músicos que han pasado por las filas de esta expedición, muchos de ellos partieron sin dejar rastro ni recuerdo, pero desde hace 6 años hemos sido 3 los miembros de esta banda quienes le damos vida y con los cuales sabemos... esto debe continuar.
Más sin embargo desde hace ya dos años se puede decir que la banda, mi banda, había encontrado cierta estabilidad y profesionalismo gracias a los años y la madurez con la que hemos sabido conllevar esta labor.
El día de hoy en medio de una sesión de grabación de voces, como un balde de agua fría nos llegó la noticia de que Lorraine, voz femenina de la banda, decidía dimitir. Entre lágrimas se despedía de nosotros, la presión que conllevaba ser parte de esta banda, hizo de ella un suspiro entre nosotros... Se iba. Nos dejó fríos.
A qué va esta reflexión, a que en los peores momentos la vida de un músico pende de un hilo, muy frágil, muy quebrantable pero fuerte a su vez, es un castillo de arena que el agua poco a poco puede hacer desvanecer o con la furia de una ola arrasar con todo. No todo es fácil en la música, no todo es alegría y diversión, la música es un mundo diferente, hay que asumir los errores con madurez y aprender de ellos. Si no puedes hacer paso a un lado y como Lorraine buscar nuevos horizontes.

Son 6 años con mi banda desde aquel febrero del 2010. Y en ella pienso seguir hasta morir.  Y si he de partir será en un escenario rodeado de gente que me aplauda y yo agradecerles a ellos.

Muchas gracias a todos los que han hecho parte de este enorme proyecto y a Lorraine por darnos la oportunidad de compartir junto a ella, de ser quienes somos hoy y desearle los mejores éxitos, ojalá algún día crucemos caminos y por qué no escenarios y tarimas.
Gracias por las sonrisas y gracias por dejarnos aprender tanto de ti.
Nunca es fácil decir adiós.
¡Adelante Wonderstorm!

Christian.
10 de Febrero de 2016

"Sesión de fotos y maquillaje Wonderstorm Abril 2015"


Ojala...


Ojalá la tristeza te devore poco a poco la vida...
Ojalá tus sueños se vuelvan pesadillas...
Ojalá que tus lágrimas sean de sangre.
Ojalá que siempre recuerdes odiarme.
Ojalá que tus miedos no se apaguen y tus demonios nunca desamparen.
Ojalá sufras, ojalá llores,
Ojalá ardas, ojalá te hieran,
Ojalá no duermas, ojalá te duela,
Ojalá no huyas, ojalá no vuelvas... Ojalá.

Para ti con desprecio.
Christian 23/09/2015

Coincidencia o imprevisto...

Abrazos que ya no están
Buenos días ya se van
Un Te Quiero al despertar
Son esas cosas que ya se irán.

Fortuna, suerte o imprevisto, cada noche que recuerdo qué pasó.
Delirio, auxilio o tormento, es lo que siento.

Del querer se pueden esperar tantas cosas, se puede esperar lo mismo, se puede esperar silencio, se puede esperar todo menos afecto. 

Abrazos que no volverán.
Manos que no se juntarán.

Alguna vez te has preguntado ¿Quizás la pueda esperar? Alguna vez te has preguntado ¿En verdad la puedo llegar a amar? En qué momento decidiste dejar de un lado tus sueños y tu esfuerzo por pensar en alguien más. En qué momento cambiaste risas por llanto, miradas por distancia, compañía por soledad. En qué momento cambiaste tardes llenas de alegría, cariño y felicidad, por noches de desvelo, pesadillas y silencio.

Del amar se puede recibir tantas cosas...

Sufrir, reír, llorar, saltar... Vivir.

La rara y maldita manía de sentir que quieres estar siempre con alguien, y la más codiciosa coincidencia que te brinda la vida para ilusionarte con algo tan similar pero que al final y como desde un comienzo (siempre sabías) no iba a durar.

Es extraño extrañar.
Es inoportuno volver a recordar.

Cómo hacer que ese alguien, se pegué a ti, se cosa a ti. 
Hacer de tu vida y la suya un puente indestructible. ¿Cómo hacer sentir lo mismo a ese alguien? ¿Como poder recordarte sin lastimarme?
¿Como calentar las manos con hielo? ¿Como alimentar con veneno? ¿Como atar sin cadenas?

Cómo olvidarte.

Es extraño recordarte.
Es inoportuno olvidarte.

¿Coincidencia?

Christian Cerón.


Microcuento...


Emiliano y Sofía se amaban...
Lo eran todo... eran nada.
Emiliano corría y Sofía lo perseguía.
Sofía caminaba y Emiliano sin querer... la acompañaba.
Emiliano la miraba... Sofía lo evitaba.

Cada vez que estaban cerca, algo más que el corazón les palpitaba.
Emiliano un día apresurado por el tiempo y el sentimiento preguntó a su amada:

-¿Qué somos? -Todo -contestaba.
-¿Que seremos? -Nada -...
-¿Que fuimos? -Olvido -Ella callaba.

Sofía quien aún no entendía lo que su corazón le demostraba, cabizbaja y controlada, sus sentimientos a otro regalaba.

Emiliano lloraba... Sofía también lloraba.
Emiliano  sabía que la amaría... Sofía sabía que no duraría.
Sofía lo llamaba... Emiliano siempre contestaba
Sofía le pedía... Emiliano volaba y la atendía.

Llena de ira y confusión por la distancia y él perdido... Sofía preguntó acongojada.

-¿Qué somos? -Olvido -Emiliano contestaba
-¿Qué seremos? Todo -Respondía ilusionado.
-¿Qué fuimos? -Nada -Sollozaba

Pasó el tiempo, ya distanciados y apabullados... El tiempo y el destino no juntaron más sus manos.
El reloj y su tic-tac se habían congelado.
Los besos en las noches, los abrazos en silencio,
Los abrázame y los te quiero... Poco a poco la monotonía y lo ajeno los fueron destruyendo.


Un día después de una lluvia intensa en la cofradía de Sofía... Emiliano resignado y destrozado preguntaba.

-¿Qué somos? -Nada -Ella lo miraba
¿Qué seremos? -Olvido
¿Qué fuimos? -...Todo.

Fin